El pollo de corral tiene un tiempo de crecimiento de unos tres meses, aproximadamente, y alcanza pesos superiores a tres kilos. Al contar con un crecimiento más largo, el animal ha completado en mayor grado su tamaño y consigue unos huesos más formatos y duros que repercuten en una carne más conformada y sabrosa, lo que por otro lado eleva su caducidad ya que se conserva más días con una excelente calidad.

Así es nuestro pollo de corral. ¡Ven y haz tu pedido!

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lee y acepta nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted